Milenrama

milenramaMilenrama o Achillea millefolium L:

Antiinflamatoria y cicatrizante es un remedio útil en heridas y hemorragias.
La bella milenrama (Achillea millefolium) no ha sido una planta que haya pasado desapercibida. Sus virtudes ante las heridas eran bien conocidas en la antigüedad.
Es la milenrama una planta vivaz, perenne, de entre 30 y 90 cm de alto, esbelta, de tallos tiesos, muy ramificados. Las hojas están divididas en segmentos finos, lineales o lanceolados, muy recortados. Es una planta muy olorosa, que crece en ambientes de montaña, en prados, matorrales, laderas arbustivas y márgenes de caminos, pero además se planta con frecuencia en parterres de parques, jardines y huertos. En España es muy abundante en las montañas de la mitad norte de la península. Florece a partir del mes de junio o julio, dependiendo de la altitud y hasta el mes de septiembre. Se recolectan las sumidades floridas en plena floración.
La milenrama contiene un aceite esencial con camazuleno, alcanfor y linalol, flavonoides, lactonas sesquiterpénicas, aquileína, betaína, ácidos grasos y taninos.
La bella milenrama es una planta muy apreciada y utilizada en la medicina popular, donde se le atribuyen, no sin razón, un 20071227_mgb_milenrama_sinfín de virtudes reparadoras. Se trata de una planta muy versátil, que destaca ante todo por su poder antiinflamatorio, antiespasmódico, hemostático y cicatrizante.

El té de milenrama regulariza la menstruación, desinflama el vientre, alivia los dolores, elimina indisposiciones de la menopausia (sudores, calores, fatiga, ahogos y dolores de cabeza), activa la formación de sangre, previene la osteoporosis y favorece la evacuación intestinal en forma natural.

Modo de preparar el Té de Milenrama:

Se vierte ¼ de litro de agua hirviendo sobre dos cucharaditas llenas de la hierba, se deja reposar 15 minutos y se cuela a continuación. Generalmente se toma a temperatura moderada, 1 taza, 2 ó 3 veces al día.

Deja un comentario